EN TU RECUERDO…©

image

image

Nació el 30 de Julio de 1914. Hijo de Enrique Sáenz Infante ( 1882-1973 ), abogado, procedente de Lanzarote, secretario judicial del Juzgado de Granadilla de Abona, y de Hortensia Marrero Regalado (1881-1974 ), hermana menor de José Enrique Marrero Regalado ( 1897-1956 ), pasó en esta población sus primeros años, alternando los veranos en El Médano. Marchó a Madrid, a instancias de su tío, junto con su hermano Carlos, para estudiar los últimos cursos de bachiller en el antiguo Colegio San Vicente, en la calle Princesa, teniendo por compañero entre otros a Camilo José de Cela y alojándose en casa de su tío José Enrique. A lo largo de su vida fue su mentor y referente.
Casó con su prima hermana Carmen María Fernández Marrero (1913-2001), hija de la hermana mayor, Antonia ( 1878-1928 ) de Marrero Regalado. Tuvo de ella cuatro hijos, Carmen Hortensia, María Alicia ( fallecida el 25 de Marzo de 1972 ), José Félix ( el que suscribe ), todos ellos nacidos en Madrid y Fernando Enrique, nacido en Santa Cruz de Tenerife.
Volvió a la isla de Tenerife y estudió aparejador en la Escuela de San Cristóbal de La Laguna, en la calle San Agustín. Una vez graduado quiso proseguir sus estudios en Madrid y trabajando de aparejador en el Distrito de Carabanchel para el Ayuntamiento de Madrid, cursó estudios en la ETSA de la mencionada ciudad, ya casado y con tres de sus hijos. Mientras trabajaba y dibujaba, su esposa, mi madre, pasaba con sus letras los apuntes de Geometría Descriptiva que aún conservo. Con el título de arquitecto en el bolsillo en 1951, fijó su residencia en Santa Cruz, en la Calle San Francisco.
Colaboró en el Estudio Marrero fundado por J.E. Marrero Regalado, en 1933, hasta el año de su muerte.
Terminó la edificación y los detalles del interior de la Basílica de Candelaria, así como otros proyectos como el Teatro Teowaldo Power de La Orotava.
Entre sus obras figuran el Hotel Tigaiga del Puerto de la Cruz, el Hotel Moreque de Los Cristianos, el Hotel Médano, primer hotel del sur de Tenerife, el Hotel Princesa Dacil, el Hotel San Antonio del Puerto de la Cruz, por el que fue galardonado por el Ministerio de Turismo, como primer hotel “horizontal” construido en aquella población, y el Hotel Martianez entre otros muchos.
Su labor fue incansable en las décadas de los años sesenta y setenta.
Fue arquitecto del Montepío de Divina Pastora en todos sus proyectos tanto en esta provincia como en la hermana de Las Palmas de Gran Canaria donde mantuvo por primera vez regionalmente estudio abierto en la calle Albareda.
Fue introductor de arquitectos como Salvador Fábregas Gil, quien asumió su Estudio en Las Palmas afincándose allí, con toda su exitosa vida profesional.
Introdujo a César Manrique en Tenerife, con sus murales para la casa de Doña Quirina Casañas, a quien conocía desde niño desde las playas de Famara donde pasaba veranos con sus primos de Lanzarote.
Colaboró con infinidad de arquitectos como Juan Julio Fernández, con quien construyo la plaza frente al Liceo Taoro de La Orotava, con Rubens Enríquez en las viviendas de Ifara, pura reflexión del Hábitat de Monreal… Manuel Padilla Gómez, Gregorio Guadalupe en La Palma, Javier Díaz Llanos y Vicente Saavedra, en bloque de viviendas en la Avenida de Anaga.
Fue arquitecto municipal de los Ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife y del Rosario, durante décadas.
Siguió su aprendizaje doctorándose en Madrid.
Opositó a Cátedra en la Escuela de Aparejadores y Arqtos Técnicos de La Laguna, donde dio clases de Geometría Descriptiva, y ejerció la Cátedra de Materiales de Construcción hasta su jubilación, sucediéndole su alumna y ayudante Ana María Ayoza.
Colaboró con aparejadores como Buenaventura Bencomo Bento, Davó, Felipe Padrón Sanabria, J.B. Falcón, Tinerfe, J.E. Borges Glez de Chaves, Antonio Zurita, José Martín… mi maestro Enrique Rodríguez Sanz… tantos y tantos…
Formó a generaciones y promociones de aparejadores. Amante de sus clases, le ayudaron a superar la prematura muerte de su hija María Alicia.
Fue arquitecto diocesano con Don Domingo Pérez Cáceres, para el que hizo un proyecto espectacular de Seminario, luego nunca desarrollado.
Siempre junto a su inseparable socio y amigo, Francisco Aznar Ortiz.
Decano en la Junta de Edad del COAC, fue impulsor de dicho colegio profesional al que financió con su trabajo y su esfuerzo.
Fue propuesto para Alcalde de Santa Cruz, pero su negativa a todo compromiso político, llevó a la designación de D Pedro Doblado Claverie su gran amigo, a la alcaldía.
Realizó barrios enteros, calles enteras en todo Santa Cruz, en barrios de La Orotava, en todos los pueblos de esta provincia. Restauró ermitas como la de Taganana.
Proyectó urbanizaciones pioneras en la costa como Callao Salvaje en la finca Esquivel de Adeje.
Más de 5.000 proyectos constan en un archivo que junto al de su tío, fueron donados al COAC, en depósito por el ESTUDIO MARRERO, aún vivo, que posee uno de los bancos de datos, gracias a él, del crecimiento del Santa Cruz del siglo XX.
Viajero incansable, miembro del Skal Club, dio tres veces la vuelta al mundo visitando más de cien países, fijando casi al final de sus días sus desplazamientos a Suiza, donde descansaba de tanta labor y tanto trabajo.
Cultivó sus amistades de siempre, participó en cuantos eventos quiso por su extroversión sincera.
Fue compañero leal de sus competidores como D. Tomás Machado y Méndez de Lugo, D. Domingo Pisaca, Felip Solá, d. Enrique Rumeu, Juan Jorge Toledo, Rafael Aznar Ortiz, Luis Cabrera Sánchez- Real, Luis García Mesa, Merino Casasempere, J.L. Morató, José Antonio Vías, Ángel Lobo Carpizo, Enrique Seco Gómez… tantos y tantos otros…
Acogió en su estudio a jóvenes generaciones arquitectos como Juan José de Olano, Jorge Juan Toledo Díaz-Llanos… muchísimos.
Mantuvo su estudio abierto, del que se cumplen ochenta y un años actualmente, hasta su muerte, siendo el segundo eslabón de una saga familiar que ya se encuentra en la cuarta generación con su nieta Cristina.

Como dicen las Seguidillas del Salinero, descubiertas en el cajón del escritorio de su padre en Granadilla de Abona, traídas desde Lanzarote, y donadas a Elfidio Alonso para ser cantadas por los Sabandeños :

” Me vienen varias cosas

al pensamiento

que no las examina

mi entendimiento

……………………………

No sé porqué Dios quiso

que a la persona

no le fuera posible

ver su corona…  ”

 

( Víctor Fernández )

Leal… compañero de sus compañeros y amante de placeres sencillos. Su amor a las plantas, al mar, a la vida. Conocedor de si mismo se planteó la vida como un compromiso.
Era una persona liberal y tolerante en el más amplio sentido de la palabra.
Fue un padre maravilloso, un señor, y un arquitecto humilde y trabajador.
Falleció en Diciembre de 1998 de enfisema pulmonar y EPOC, sin haber alcanzado su trasplante de pulmones, al que por la edad no pudo acceder.
Este escrito es solo un retazo a vuelapluma de mis recuerdos.

Cuanto aprendí de ti…

José Félix Sáenz-Marrero Fernández
30.7.2014

Anuncios

ARCAM

AMSTERDAM arquitectura

fachada arcam

El ARCAM (The architecture centre Amsterdam) nació como una fundación en 1986 y su cometido es difundir la arquitectura holandesa asi como promover y coordinar actividades con otras instituciones. El edificio es del 2003 y fue diseñado por el Arq. René Van Zuuk.

Situado en el Oosterdock de Amsterdam, en Prins Hendriskade a escazos metros de la Estación Central de la ciudad, el centro de arquitectura ARCAM  presenta una superficie cubierta de 477 m2 y se construyó con un presupuesto de 1.6 millones de euros.

En el sitio escogido estaba el Pabellón diseñado por Renzo Piano y una de las exigencias del proyecto era integrar las columnas y las plantas del pabellón en el nuevo diseño, la otra restricción era que el volúmen debía ser trapezoidal y tendría que estar distribuido en tres niveles.

fachada ARCAM

Había además tres restricciones: La primera consistía en que la fachada que daba hacia el Museo Marítimo…

Ver la entrada original 255 palabras más

DE PROFESIÓN: SENTIR…©

Pie.jpg

Jubilarse es el único momento en la vida en el que se puede elegir verdaderamente una profesión. Uno mismo se marca las metas a alcanzar y decide la opción mejor con toda la serenidad y con la templanza justa.
No es lo mismo lo que eres que lo que profesas.
Es el tiempo de reencontrarse sin las ataduras de lo cotidiano… de la necesidad… de la visión unilateral que te hace sentirte obligado a responder ante la sociedad.
Era, soy y seré arquitecto. Definirme solo así, como persona, es sufrir la limitación que te impones cuando te preguntas: “Que quiero ser “, “Que quiero hacer en la vida”. Lo tuve que hacer como todos. Y a fe mía que no lo dudé desde que tuve uso de razón… o quizás antes.
Influencias aparte, a la creatividad se nace, después se trabaja y finalmente se disfruta.
La RAE explica:
<< profesión.
(Del lat. professĭo, -ōnis).
1. f. Acción y efecto de profesar.
2. f. Ceremonia eclesiástica en que alguien profesa en una orden religiosa.
3. f. Empleo, facultad u oficio que alguien ejerce y por el que percibe una retribución.
hacer ~ de una costumbre o habilidad.
1. loc. verb. Jactarse de ella.
De todas estas acepciones descarto la segunda. Esa es una opción personal y totalmente privada.
Me refiero en estas líneas a la primera y a la última. La tercera solo depende de las leyes de mercado y en lo que cada uno tase o quiera poner precio a su trabajo… y los demás estén dispuestos a remunerar.
Profesar es querer. Es desplegar un abanico de varillas abiertas y contagiarse del aire que envuelve la vida en cada manifestación humana.
Mi local de trabajo es al aire libre. Itinerante. Tembloroso.
Por eso, ahora, ser un hacedor de sentimientos es la profesión adquirida por la que nadie debe pagar: sentir intensamente… ver y mostrar… oír y dejar oír… oler y transmitir olor… degustar y preparar el gusto… tocar, dejarse tocar, componer el contacto de los objetos y la piel viva… mezclar color y sonido, grafismo y luz, llanto y risa, dolor y alegría.
Toda la plenitud que la lucidez adquirida por los años parece querer recopilarse a través del bagaje cultural, humano y lleno de experiencias.
Sentir y hacer sentir es transmitir el almacén de sueños, inexplicables, borrascosos, desnudos… que sacian las jarras desordenadas.
A eso me dedico.

José Félix Sáenz-Marrero Fernández.
Final de Julio de 2014

ARQUITECTURAS AÑORADAS…©

image

 

Corrían años de bonanza económica, de profundas convicciones en el futuro. Todos adorábamos la máquina, el devenir de la humanidad, las soluciones cerradas,redondas, perfectas. Confiábamos en el optimismo del crecimiento y la cultura. Del mercado creciente y la regeneración del mundo a través de la arquitectura. El primer mundo se autocomplacía de su tecnología.

La insurrección del racionalismo por Le Corbusier se iba haciendo global, y las abundantes voces de las exvanguardias reclamaban un post modernismo más pujante, una ruptura y avance ignorando la riqueza del pasado, pasando como un rodillo ágil hacia un devenir feliz y auto complaciente. La brutal caída por las primeras crisis del petróleo quedaban todavía en horribles y lejanas pesadillas.
La arquitectura crecía de forma insostenible pero hermosa.
Los arquitectos de cultura anglosajona tanto británicos como norteamericanos se lanzaron tumba abierta al desarrollo de estas ideas.
Entraron en liza con teóricos como Roberto Venturi, eminentemente creativos del papel como Archigram, y colosos como Michael Greaves, Peter Cook, Eiseman y los Five se adentraron en un pop art lleno de vida e imaginación.

image

Corriente que nos encandilaba a jóvenes arquitectos, cuando todavía los iconos, el reclamo, eran más importantes que el entorno que la integración, o la misma tradición distributiva y poco formal de la corriente organicionista suscrita por austeros rupturistas de lo simple.

image

La expresión se llevó al máximo y se integró el flash del comercial, el tornillo perfectamente dispuesto y el confinamiento de un artefacto arquitectónico consumido solo por si mismo.

Que lejos quedan esas décadas de los sesenta, setenta y principios de los ochenta en un siglo XX, por entonces lleno de verdades posibilísticas.

 

image

¿Qué sustrato queda de todo eso hoy en nuestro pesimismo re conducido por la necesidad y el olvido adquirido por los medios de comunicación?.

Apenas nada.

Queda la frase de Peter Eiseman, componente de los Five Arquitects :
<< Un edificio debe plantear preguntas no responderlas >>

image

José Félix Sáenz-Marrero Fernández.
Arquitecto. Verano de 2014.

Shigeru Ban: ¿Quién dijo que con Cartón no?

Christianariasblog's

¿Alguna vez se imaginaron vivir en una acsa de Cartón?. Si no lo hicieron, pues imaginénselo rápidamente, porque aunque parezca muy difícil, existe quien lo hace, lo hace con magnificencia.

Démosle la bienvenida al maestro: Shigeru Ban!

Nace en 1957, en Tokio, Japón; sin embargo se forma como arquitecto en California, E.U.A. A comienzos de los años 1980 hizo prácticas en el estudio de Arata Isozaki.

Se le considera un arquitecto tradicional japonés, aunque, curiosamente,  no estudió en su país y aparte creció en una casa de estilo “occidental”. Mientras estudiaba su carrera en E.U.A es donde su interes por la arquitectura japonesa se despierta.

Su obra se caracteriza por el uso de materiales no convencionales, como papel o plásticos. Él mismo dice que trata de evitar los detalles sofisticados.

Debido a esto, sus obras han sido de mucha utilidad en zonas devastadas por los desastres naturales; por ejemplo, en…

Ver la entrada original 85 palabras más