RENUNCIAS…

“Sólo aspiro a encontrar mi paraíso en la tierra. Y soy digno de compasión porque es posible que lo haya conocido en varias ocasiones y no me haya dado cuenta.”
Terenci Moix

image
(Por el Día Internacional de la Poesía… )

¿Miedo a la muerte? Mucho. Respeto a la vida se llama. Respeto al amor que se subleva por dentro. Y no hay temor sino al olvido. Un poema único dejó de existir aún antes de haber nacido. Primaveras leídas entre las cartas de un tarot descomunal que el azar nos trae dando bandazos cada comienzo de estación. Partes el calendario en cuatro tomos. Lo doblas entre las venas y exprimes las horas de plenitud. Haces del minuto de gloria un éxtasis de impulsos. Llevas inhalando la búsqueda desde el principio. Y así permanecerás en el recuerdo de un compás de espera. Hasta que rescates la belleza del pasado y la hagas tuya. Hasta que inventes de nuevo un nacimiento de Venus en la concha de ámbar que anida en el ombligo. Sólo entonces se abrirán las ventanas cielo adentro…

Antes… mucho antes de que acabe el tiempo
se fue destiñendo la savia blanca
pletórica de renuncias
Antes incluso de que empezara a quererte
negaba la existencia de nostalgias
atenazadas de dudas
Antes… siempre antes de ti
Como si no viviera años atrás
de puro placer.
Goce de carne inventada
sobre el tablero del sacrificio
dibujo del frío…

No temo la desnudez de largos paseos zigzageando en las escuadras de la gran manzana. No temo escalar las arrugas de un invierno que ahora sí es recuerdo. Temo a las hadas que se enredan en los bosques de palmeras goteando escamas anfibias bajo mis pisadas. Esas que se deslizan dentro del futuro premonición de augurios sombríos.
Las mataría con un beso si es que algún beso mío mata.

José Félix Sáenz-Marrero Fernández

21/3/2016

Anuncios