IF … ©

If you nest in your belly

all the seas of the Universe

throbbing in an unknown direction

in the open sea

where the giants never dance …

If you love in your belly

all the lives that rebuild

a refuge harbor of anxiety

unknown until now

in the squalid shadow

where blood bees will never grow

Leaving stars …

If in that space

that springs from distant cities

and it gets lost in furrows

wet with glories and penalties …

if you raise your arms full of hugs

kissing the air

incorporeal

slippery

full of verses

ground tongue

rock lips …

If the hands of the Goddess Mansu are paralyzed

under the belly of sweet mangroves like flake honey

then you will live tied to the boat of the gannets

flying over your belly in mimes

who coo their nests …

José Félix Sáenz-Marrero Fernández

8/21/2018 (traveling blue …)

Anuncios

ESTELA… ©

image

Insumisa mañana que gotea un frío desnudo
correteando entre magnolias
pétalos fucsias entreverados de olas gigantes
en un mar de fondo cuajado de algas estrelladas
baña y barre los laureles plantados
a cal y canto
Cubierto el sol acogido por la paloma de plata
un busto paralelepipédico emerge
falo angélico brotado del hombre
mágica señal del rascacielos reflejo de impotencia

Indelebles manos que arrastran el tacto de la materia
escamas bruñidas en la carne vegetal
me sugieren la fortaleza en la caída
allá donde la doblez del cielo
se mantiene firme en la espesura

Esculpida la resplandeciente voz
de los minúsculos papagayos revolotean
flores húmedas de trinos salvajes
germinando en las grietas del hito
clavado por dentro

Inmóvil designio pilar sin techo
describe una sombra azul de pechos fraccionados
en vida. Arma sin dedos que asir la palabra
ni pies que corran a un encuentro

permaneces en la historia olvidada por todos
cuantos somos testigos…

José Félix Sáenz-Marrero Fernández

Imagen: “Estela espacial” (Amadeo Gabino)

25/1/2017(retorno…)

RENUNCIAS…

“Sólo aspiro a encontrar mi paraíso en la tierra. Y soy digno de compasión porque es posible que lo haya conocido en varias ocasiones y no me haya dado cuenta.”
Terenci Moix

image
(Por el Día Internacional de la Poesía… )

¿Miedo a la muerte? Mucho. Respeto a la vida se llama. Respeto al amor que se subleva por dentro. Y no hay temor sino al olvido. Un poema único dejó de existir aún antes de haber nacido. Primaveras leídas entre las cartas de un tarot descomunal que el azar nos trae dando bandazos cada comienzo de estación. Partes el calendario en cuatro tomos. Lo doblas entre las venas y exprimes las horas de plenitud. Haces del minuto de gloria un éxtasis de impulsos. Llevas inhalando la búsqueda desde el principio. Y así permanecerás en el recuerdo de un compás de espera. Hasta que rescates la belleza del pasado y la hagas tuya. Hasta que inventes de nuevo un nacimiento de Venus en la concha de ámbar que anida en el ombligo. Sólo entonces se abrirán las ventanas cielo adentro…

Antes… mucho antes de que acabe el tiempo
se fue destiñendo la savia blanca
pletórica de renuncias
Antes incluso de que empezara a quererte
negaba la existencia de nostalgias
atenazadas de dudas
Antes… siempre antes de ti
Como si no viviera años atrás
de puro placer.
Goce de carne inventada
sobre el tablero del sacrificio
dibujo del frío…

No temo la desnudez de largos paseos zigzageando en las escuadras de la gran manzana. No temo escalar las arrugas de un invierno que ahora sí es recuerdo. Temo a las hadas que se enredan en los bosques de palmeras goteando escamas anfibias bajo mis pisadas. Esas que se deslizan dentro del futuro premonición de augurios sombríos.
Las mataría con un beso si es que algún beso mío mata.

José Félix Sáenz-Marrero Fernández

21/3/2016

MEIN SCHIFF… MI BARCO… ©

image

Aprendí a amar el mar cuando me faltó el aire. Aprendí a amar el aire cuando me faltó el mar. Aprendí de todos y de nadie. Me enseñaron el idioma que nunca envejece. Ese que solo navega en el barco que nunca será el mío. Con el mismo uso que le dieran los románticos alemanes. Su mar era el del Norte. El mío el del Sur. Donde la soledad se hace acogedora. La piscina se hace natural y las barcas de salvamento nadan sin vuelo… sin estar atadas a un pescante. No hace falta que los letreros blancos me recuerden el batir del oleaje. Silencio, felicidad, paz, distracción, tranquilidad… experiencia.
Con la mente abierta en la cubierta de los últimos veintiocho meses transcurridos va bogando una gaviota en busca del sustento.

Escrito está en sus tablas:

“Dis is nicht mein Schiff
is mein gift
nicht mein traume
weder noch mein Nest.

Die Segelboot das fürcht me
hat in Deck Frieden
Genuss in mein Augen
Ruhig
absolut Stille”

“Este no es mi barco
es mi veneno
no es mi sueño
ni mi nido…

El velero me surca
tiene paz en la cubierta
placer para los ojos
tranquilidad
silencio absoluto…” (J.F.S-M.F.)

image

Heinrich Heine (1797 – 1856) fue conmigo el último romántico:
“Mi corazón se semeja en todo al mar,
tiene tempestades y flujo y reflujo,
y alguna bella perla
reposa en sus profundidades.”
(“Mein Herz gleicht ganz dem Meere,
hat Sturm und Ebb’ und Flut,
und manche schöne Perle
in seiner Tiefe ruht.”)
Juntos remamos rumbo al sol… pertinaz, incombustible, ardiente… sin volver la mirada a los días de zozobra cuando la borda no era refugio ni las jarcias estaban desplegadas en suspiros de cansancio…
José Félix Sáenz -Marrero Fernández.
16/11/2015 (cruceros… )

ARAÑA ENCINTA… ©

image

Sedas

encristaladas

descienden por tu pelo

hilos dulces de azúcar

velados a sorbos

muy pequeños

insectos

de bocas tejidas

amparo de nidos

maduras

un paño en ámbar

recogido

sobre los hombros

a lomos

de rama en rama

encinta

araña de esquirlas

talladas a fuego

en la mirada…

José Félix Sáenz-Marrero Fdez.

11/11/2015 (en la telaraña… )